Publicado el Deja un comentario

Cómo beneficia la ortodoncia a la salud de tus pacientes

Beneficio de la ortodoncia

La ortodoncia diagnostica y corrige anomalías en la posición, forma, relación y función de los dientes y maxilares, así como los trastornos funcionales de la mordida o masticación.

Esta especialidad de la odontología arregla las alteraciones en el desarrollo de las arcadas dentarias y la posición de los maxilares, y de esta forma equilibra la función de la boca y la cara para mejorar la estética facial y la salud bucodental.

En otras palabras, la ortodoncia no solo aborda los problemas de colocación de los dientes, sino también las alteraciones entre el maxilar superior y la mandíbula, de la cara y de la masticación.

¿Cuándo necesitas una ortodoncia?

Cuando se presentan problemas dentales y de mordida, es probable que se aplique un tratamiento de ortodoncia, vemos a continuación los diferentes problemas que pueden darse.

beneficios ortodoncia

Problemas de mordida

Se necesita ortodoncia en los casos de sobremordida, cuando los dientes superiores cubren por completo los inferiores en oclusión.

En casos de mordida invertida, cuando los dientes inferiores sobresalen por sobre los superiores.

En presencia de mordida cruzada, cuando uno o más dientes superiores cierran por dentro los dientes inferiores.

En situaciones de mordida abierta, cuando hay un espacio entre los dientes superiores anteriores y los inferiores anteriores sin que llegue a haber oclusión entre ellos, presentándose esta entre las piezas posteriores.

Y, también se necesita ortodoncia, como señala el colegio de odontólogos de Asturias, cuando el centro de los dientes superiores no coincide con el de los inferiores.

Problemas dentales

La ortodoncia será necesaria si se presentan diastemas, que son los espacios que hay entre los dientes que pueden incrementar el riesgo de la enfermedad periodontal.

Cuando el maxilar no es lo suficientemente grande para alojar todas las piezas dentales, dificulta la adecuada limpieza, y esto genera a su vez problemas en las encías y apareciendo las caries.

Otro problema dental son las maloclusiones no tratadas, que incluso pueden generar problemas de articulación, de la masticación y del habla, en las encías y producir el desgaste prematuro de algunas piezas dentarias.

Tratamientos de ortodoncia

Hay tratamientos interceptivos, que se comienzan temprano cuando aún hay dientes de leche, que previenen problemas mayores. Y hay tratamientos correctivos, que se realizan cuando ya es definitiva la dentición.

La principal diferencia entre ambos es que los interceptivos se realizan en niños, y los correctivos ya a partir de los 12 años. En adultos, obviamente, estos son los aplicados.

Para realizar el tratamiento de ortodoncia se utilizan aparatos correctores, llamados brackets. Hay muchas opciones de brackets, siendo los metálicos los más comunes y económicos, y los que normalmente usan niños y adolescentes.

Diferencia entre brackets

En los adultos, el bracket puede ser de zafiro, de cerámica y de metal, como ya vimos. Los dos primeros brackets son transparentes, que son mucho más estéticos que los de metal.

Bracket de cerámica

El bracket de cerámica está elaborado en porcelana y presenta diferentes niveles de transparencia, en orden de imitar lo más posible el color natural de los dientes. Es una alternativa a los brackets metálicos.

Si bien se ven menos, es preciso tener una higiene oral más profunda, ya que tienden a pigmentarse ligeramente. Por ese motivo a las personas que fumen y beban café o vino tinto no se les recomiendan.

Por otro lado, resultan mucho más frágiles que los metálicos, lo que puede traducirse en roturas durante el tratamiento de ortodoncia y alargarlo, ya que será necesario aplicar menos fuerza, y en consecuencia los dientes se moverán más despacio.

Su coste suele ser más elevado, pero sin duda es mucho más rentable frente a otros tratamientos estéticos, como pueden ser la ortodoncia invisible.

La ortodoncia invisible se basa en retenedores transparentes removibles, o la ortodoncia sublingual, parecida a la ortodoncia convencional en la que los brackets se colocan en la cara interna del diente, en lugar de la externa.

Bracket de zafiro

El bracket de zafiro está fabricado en cristal de zafiro translúcido, es totalmente transparente y se mimetiza por completo sobre los dientes, adoptando el color natural de las piezas dentarias.

Estos brackets mantienen el color durante todo el tratamiento gracias a la estructura microcristalina y a que la superficie uniforme evita que la placa se acumule.

No admiten pigmentación de ninguna clase, por lo que cualquier persona puede utilizarlos, incluyendo a los fumadores y bebedores de café y vino tinto.

Por otro lado, son completamente inocuos para los dientes y no producen ningún tipo de alergias.

tipos de tratamientos de ortodoncia

La diferencia fundamental entre ambos tratamientos de ortodoncia es que los brackets de zafiro son completamente invisibles porque no reflejan la luz, solo el color de los dientes.

Los de cerámica se deben colocar sobre dientes que no estén muy manchados, del color más claro posible, ya que de lo contrario el contraste puede ser muy fuerte. Otra diferencia es que los brackets de cerámica necesitan una higiene oral mucho más profunda.

Cera para brackets

La cera para brackets protege los brackets y los arcos que sobresalen; es un protector de goma. Está recomendada cuando, recién colocados, la molestia e incomodidad de los aparatos produce sensación áspera en la boca.

O cuando se rompe un bracket o se desprende un arco, si se aplica una porción de la cera para brackets puede impedir que las encías y el interior de carrillos y labios se rompan o hieran.

Está elaborada con ceras naturales y modificadores para la textura y el sabor. Protegen las mucosas y las encías de los bordes metálicos de algunos de los aparatos de ortodoncia.

A temperatura ambiente es sólida, pero con el calor de las manos se suaviza y puede moldearse fácilmente con los dedos.

Cómo se coloca la cera para brackets

Colocar la cera para brackets es muy fácil. Basta con tomar un pellizco de la cera, el similar al tamaño de un guisante, apretarla hasta ablandarla y hacer una pequeña bola, que tendrás que colocar en la zona afectada del bracket, aplastándola y empujándola suavemente hasta cubrirla correctamente.

En nuestra tienda online de productos dentales pueden encontrar los productos que necesitas para el tratamiento de ortodoncia de tus pacientes y si tienes alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto nosotros, estaremos encantados de atenderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.