Publicado el Deja un comentario

¿Eres dentista? Así puedes cuidar tu postura mientras trabajas

Ergonomía, postura de trabajo del odontólogo

La mayoría de odontólogos que conocemos sufren de dolor de espalda, sobre todo cuando tratan más de 3 pacientes al día.

Si llevas varios años dedicado al mundo de la odontología, es normal y, hasta frecuente, que sufras de intensos dolores de espalda, hombros, cuello y lumbar que afectan el día a día de tu profesión debido a las posturas estáticas e incorrectas.

Porque sí, aunque no lo creas, los dentistas son uno de los gremios que más padecen de este tipo de patologías debido a la intensidad de su trabajo y la mala postura cuando están atendiendo a sus pacientes. Tanto así que es una de las principales razones del absentismo laboral en España.

Pero para tomar cartas en el asunto y prevenir en lugar de lamentar, hoy queremos darte algunos consejos para que aprendas a cuidar tu postura mientras trabajas.

El trabajo del dentista y la mala postura

Antes de adentrarnos en nuestros consejos para mejorar tu postura, es importante que hagamos un repaso por esas patologías y dolores frecuentes en tu trabajo, ya que debido a la cantidad de procedimientos minuciosos que tienes que hacer en tu día a día, terminas cayendo en posturas incorrectas que ocasionan dolencias momentáneas (en el mejor de los casos) o patologías permanentes (que definitivamente hay que evitar).

Estas son algunas de las dolencias más comunes:

  • Dolor de espalda crónico: la mayoría de los dentistas afirman tener fuertes dolores en la espalda baja debido al número de tratamientos que deben hacer por día: inclinaciones hacia el paciente, tensión del cuello y espalda, sobrecarga en la columna vertebral y esfuerzo excesivo en manos y cervicales.
  • Lumbago: en el trabajo diario del dentista hay mucha flexión y rotación de la columna, lo que genera que un dolor intenso en la región lumbar. Dolor que se puede ir intensificando con el paso de los días y, que si no se trata, puede terminar en un problema ciático.
  • Dolor de cuello: debido a la mala postura, los dentistas también pueden sentir cierta rigidez y mucho dolor en la nuca; patología que puede ir acompañada de fuertes dolores de cabeza y síntomas secundarios como malestar general o náuseas.

Qué puedes hacer para cuidar tu postura mientras trabajas

Tendemos a pensar que tener una buena postura es simplemente el hecho de pararnos derechos, pero no. Es mantener nuestro cuerpo en una posición correcta, sin importar si está en movimiento o no, lo que a su vez puede evitar los síntomas de dolor y otros problemas de salud derivados de nuestro ejercicio profesional: estar mucho tiempo sentado o de pie.

Si eres dentista y quieres evitar estas problemáticas, te recomendamos seguir los siguientes consejos. ¡Notarás la diferencia!

Postura de odontóloga trabajando, ergonomía odontológica, cuidado de la salud del profesional

Tener una silla ergonómica:

No estar sentado de forma correcta sobre toda la superficie del taburete y con tu columna apoyada sobre el respaldo de una silla ergonómica puede terminar en problemas de salud como los visto anteriormente. Especialmente si trabajas sentado y tienes que estar en la misma posición durante tratamientos largos o cirugías.

De ahí la importancia de tener una buena silla ergonómica o taburete dental con altura ajustable y soporte para brazos y codos, con el que puedas trabajar en una posición cómoda, mientras tus piernas descansan debajo del paciente y mantienes tus codos relajados.

Mantener una buena postura de trabajo:

Si aún no has escuchado hablar sobre la “posición 0” o de “máximo equilibrio”, estás tardando, porque ésta es la postura recomendada para los profesionales de la odontología.

¿Cómo es y por qué funciona? Precisamente porque le permite a los dentistas realizar su trabajo sentados mientras la mayoría de sus músculos se mantiene semirelajados.

Recordemos que el cuello debe estar ligeramente inclinado hacia delante para que tu columna cervical se mantenga relajada.

Pausas activas:

Tanto en las clínicas odontológicas como en cualquier otro tipo de trabajo, es importante crear el hábito de practicar algunas pausas activas para reducir el impacto de la carga y la tensión muscular en tu cuerpo. Estos estiramientos te ayudarán a mantener tu espalda, brazos y columna relajada y tener un buen flujo sanguíneo.

Equipo de trabajo:

Además de la silla o taburete ergonómico, también es necesario contar con el instrumental perfecto. ¿A qué nos referimos? A los instrumentos de odontología como la lámpara dental y sistema dispensador rotatorio, control de pie y otros instrumentos manuales con mangos gruesos y peso ligero para tus manos. Lo ideal, es que todo este instrumental dental esté situado a 20 o 25 cm del campo visual.

Distancia entre dentista y paciente:

La boca del dentista debe esta alineada con la parte superior de la cabeza del paciente. De lo contrario te verás obligado a inclinarte o doblar la espalda para revisar la dentadura y poder continuar el procedimiento.

Apoyo de los pies:

Apoyar bien la planta de los pies sobre el suelo es muy importante para aligerar la tensión y la carga del cuerpo sobre las piernas y pies, y por ende, sobre la columna vertebral. Las piernas deben formar un ángulo de 90º siempre y mantener una postura recta.

Como ves, estas son algunas de las recomendaciones más importantes que podemos hacerte para que aprendas a cuidar tu postura mientras trabajas sin poner en riesgo tu salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *