¿Qué relación hay entre salud bucodental y otras patologías?

Siempre enfocamos el cuidado de la boca y los dientes hacia la búsqueda de una sonrisa perfecta, pero no debemos olvidar la relación existente entre la salud bucal y la salud general. Es importante generar conciencia y recordar a los pacientes la necesidad de mantener una buena higiene bucal y visitar de forma recurrente al dentista para controlar posibles afecciones.

¿Por qué influye la salud bucodental en la aparición de algunas patologías?

La boca es la puerta de entrada hacia las vías digestivas y respiratorias, por lo que se debe llevar cuidado con las bacterias que entran en ella. Igualmente, la boca ya está llena de bacterias, pero resultan inofensivas si se mantiene una buena higiene y alimentación.

Dichas bacterias orales o la periodontitis (infección de las encías) podrían influir en algunas enfermedades como la diabetes o la neumonía. A continuación, explicamos algunas de las enfermedades relacionadas con la salud bucodental.

¿Qué patologías están relacionadas a la salud bucodental?

Como ya se ha comentado, existen enfermedades que pueden haber derivado de un mal cuidado de la salud bucodental, por la propagación de bacterias en el organismo. Algunas de ellas son:

Problemas en el embarazo

Durante el embarazo, el aumento hormonal provoca cambios en el periodonto. Estos cambios pueden facilitar la entrada de las bacterias presentes en el periodonto a la circulación sistémica y llegar así al feto, donde se podrá producir una inflamación fetal y derivar en un parto prematuro.

Es recomendable para las mujeres embarazadas revisar su situación periodontal y aprender a realizar una higiene bucal completa.

Neumonía

Al igual que ocurre en el caso anterior, las bacterias de la boca pueden acabar siendo inhaladas y llegar hasta los pulmones, provocando su inflamación. Aunque el cuerpo tiene unas barreras inmunológicas que trabajan para que esto no ocurra, es importante mantener una buena higiene bucodental para evitar la acumulación de bacterias y la llegada de estas al tracto respiratorio.

Endocarditis

La endocarditis es una inflamación del endocardio (interior de las cavidades del corazón) que puede suponer un gran peligro para las personas. Esta se suele originar por una infección por bacterias, hongos u otros gérmenes de alguna parte del cuerpo, como la boca, que se expanden a través de la sangre.

Algunas causas que provocan esta infección son el consumo de drogas intravenosas ilegales, los catéteres y un mal cuidado dental, por eso es tan necesario un buen cepillado y cuidar la salud bucal.

Diabetes

Existe una gran evidencia científica que sostiene la afección recíproca entre la diabetes y la enfermedad periodontal. Es decir, las personas con diabetes tienen una mayor probabilidad de sufrir periodontitis, mientras que la periodontitis puede incrementar la resistencia a la insulina.

Si el paciente tiene diabetes y por tanto sus niveles de azúcar están altos, también lo estarán en su saliva y esto hará que las bacterias se alimenten de azúcar y aparezcan caries o la enfermedad de las encías, necesitando más tiempo para sanar.

Además, la diabetes provoca que la sangre fluya más lentamente, por lo que aumenta el riesgo de infección gingival.

Disfunción eréctil

Dado que una inflamación continuada de las encías puede ser consecuencia de problemas en el flujo sanguíneo general, es probable que la gingivitis sea una primera alerta para detectar disfunción eréctil.

Osteoporosis

Con la osteoporosis puede producirse una disminución de la masa ósea maxilar, lo que afecta al equilibrio de la boca. Además, también puede producirse un avance en la enfermedad periodontal y, con ello, la pérdida prematura de dientes.

¿De qué manera se puede prevenir la aparición de dichas enfermedades?

Tanto los dentistas como los higienistas deben concienciar a los pacientes sobre la importancia del cuidado de la salud bucodental, explicándoles durante el tiempo necesario la forma en la que realizar una limpieza adecuada.

Algunos hábitos que podrías recomendar a tus pacientes para proteger su boca y evitar la aparición de estas enfermedades son:

Beber agua

Beber agua es un hábito muy importante para cualquier ámbito de la salud, sirve para mantener la temperatura corporal, para tener una piel sana, proteger la médula espinal, ayudar a los riñones, proteger órganos y un largo etcétera. Y, obviamente, beber agua con frecuencia también es importante para eliminar las bacterias de la boca.

La saliva se produce gracias al agua, y esta ayuda a proteger los dientes, por eso es tan importante beber agua durante todo el día y, sobretodo, después de las comidas.

Actividad física

No es necesario pasar el día haciendo deporte para mantener una buena salud bucodental, pero sí es importante mantener una frecuencia moderada para controlar el nivel de glucosa en sangre y, con ello, reducir el riesgo de sufrir infecciones.

Evitar el tabaco

Todo el mundo conoce los efectos adversos del tabaco en la salud general y en los dientes, pero nunca está de más recordar a los pacientes fumadores que este hábito puede generar mal aliento, dientes amarillos o inflamar las encías.

En definitiva, mantener una buena higiene que proteja la salud bucodental de tus pacientes depende de ellos; pero, como especialistas de la odontología, tenemos la responsabilidad de informar sobre las posibles enfermedades que pueden surgir de un mal cuidado de la boca y ayudar en la prevención de estas.

En Dental Shop Discount disponemos de todas las herramientas profesionales necesarias para cuidar la salud de tus pacientes y anticiparte a problemas mayores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda
      Calcular gastos de envío
      Aplicar cupón
      Abrir chat
      ¿Necesitas ayuda?
      Estamos conectados para ti de L-V de 09:30 a 15:00 :-)

      Esta web está dirigida exclusivamente a profesionales y estudiantes del sector odontológico.

      Pulse Sí, soy profesional para confirmar que usted es profesional/estudiante del sector dental.