Cardioprotección en las clínicas dentales

Los espacios cardio protegidos son aquellos que cuentan con el equipamiento y con personal capacitado para atender a personas que hayan sufrido una parada cardíaca.

Mientras se espera la llegada de los servicios de emergencia, se debe contar con personas con capacitación básica para ayudar en esta situación durante los primeros minutos, que son críticos en esta situación.

En estos entornos se cuenta con materiales médicos básicos para realizar reanimación cardiopulmonar y con un desfibrilador externo semiautomático, elementos con los cuales se buscará restablecer el ritmo cardíaco de la víctima.

¿Qué es un desfibrilador cardíaco?

El desfibrilador es un dispositivo portátil que permite tratar a una persona que este sufriendo una falla cardíaca, desde una parada cardíaca secundaria, hasta una fibrilación ventricular para intentar salvar su vida.

¿Qué tipo de desfibriladores existen?

Existen varios tipos de desfibriladores, entre ellos los más conocidos son los siguientes:

  • Desfibrilador automático implantable: estos dispositivos se implantan de forma similar a los marcapasos, detectando y tratando arritmias cardíacas restableciendo el ritmo normal del corazón con una descarga eléctrica. Suele ser implantado en personas que sufren de bradicardias y taquicardias.
  • Desfibrilador externo manual: su funcionamiento en Europa únicamente está permitido para el profesional de sanitario con entrenamiento.
  • Desfibrilador externo semiautomático: son los dispositivos dispuestos para uso público; únicamente realiza la descarga después de haber hecho el análisis del ritmo cardíaco del paciente si cumple con los parámetros; así mismo, puede dar varias descargas mientras se alterna con masaje cardíaco. Su funcionamiento requiere que quien auxilia al paciente, debe separarse de la víctima y para luego pulsar el botón de desfibrilación.
  • Desfibrilador externo automático: este dispositivo realiza una descarga eléctrica tras una señal sonora, por lo tanto, pueden llegar a ser peligrosos si la persona que está auxiliando al paciente no conoce su funcionamiento.

¿Cómo funciona un desfibrilador?

El funcionamiento del desfibrilador radica en la administración de una descarga eléctrica para restablecer el ritmo cardiaco normal a través de la caja torácica. 

Cuenta con unos sensores que analizan si el ritmo cardíaco del paciente se ha recuperado y determina si debe continuarse con la aplicación de otra descarga.

De preferencia el proceso debe ser llevado a cabo por una persona con entrenamiento, siguiendo los lineamientos de la Cadena de Supervivencia en primero auxilios.

En España, esta cadena consiste en el siguiente procedimiento:

  1. Se inicia con el reconocimiento de la persona con parada cardiorrespiratoria y solicitar ayuda. En este punto, la persona puede encontrarse en alguno de los siguientes estados:
    • Respira pero no responde: es necesario acomodar al paciente en posición lateral de seguridad y proceder a llamar a los servicios de emergencia.
    • No respira y no responde: este es un caso claro de parada cardíaca, debe comenzar de inmediato la reanimación cardiopulmonar y proceder a llamar a los servicios de emergencia.
    • Respira de forma agónica y no responde: debe actuar igual que en el supuesto anterior.
    • Respira y responde: se debe evaluar la situación de la víctima y llamar a los servicios de emergencia.
  2. Se realizará el proceso de reanimación cardiopulmonar (RCP) y se solicita el desfibrilador en voz alta.
  3. Se seguirán las instrucciones del desfibrilador minimizando las interrupciones de la RCP, si no se contara con este dispositivo deberá continuarse con las compresiones cardíacas hasta la llegada de la ayuda especializada.
  4. Relevo por parte de los servicios de emergencia y control de la situación.

¿Por qué es importante la cardio protección en una clínica dental?

En Madrid, a partir de la emisión del Decreto 78/2017, se regula el uso, instalación y formación para el uso de desfibriladores en la comunidad, con la Orden 1158/2018 de la Consejería de Sanidad se regulan los requisitos técnicos para las clínicas dentales.

Se plantea la necesidad de que los espacios donde se realicen actividades diagnosticas, de tratamiento o de administración de fármacos, se cuente con los medios necesarios para realizar un proceso de reanimación cardiopulmonar. 

El Soporte Vital Básico (SVB) requerido para la atención de urgencias:

  • Dispositivos básicos para manejo de vía aérea (mascarilla laríngea, tubo endotraqueal, dispositivos para mascara ambulatoria, entre otros).
  • Oxigenoterapia.
  • Bolsa-balón autoinflable con reservorio de oxígeno y válvula. 
  • Medicación para situación de emergencia. 

Además, es importante que todo el personal de la clínica tenga la formación básica para el manejo del material componente del Soporte Vital Básico.

A tener en cuenta: Es importante aclarar que para las clínicas dentales que realizan actividades quirúrgicas, el requerimiento es mayor y deben disponer adicionalmente de un desfibrilador externo automatizado y la correcta capacitación para su uso.

Aunque es muy poco frecuente, durante las intervenciones odontológicas pueden llegar a ocurrir complicaciones o emergencias, incluso de paradas cardíacas, por esta razón al convertir en espacios cardio protegidos a las clínicas dentales, se está garantizando la supervivencia de los pacientes ante cualquier eventualidad cardio pulmonar.

Recomendaciones para el uso eficiente de los dispositivos de cardio protección en la clínica dental

Junto con la responsabilidad de la aplicación de la normativa de cardio protección de las clínicas dentales, es importante que los profesionales de la salud vinculados a estos espacios, tengan presente las siguientes recomendaciones en caso de una emergencia médica:

  • Todos los profesionales sanitarios en el área buco-dental anualmente deben realizar una formación práctica para el reconocimiento de emergencias médicas que incluya el correcto manejo del desfibrilador, de los elementos del Soporte Vital Básico y maniobras de reanimación cardiopulmonar. Así estarán correctamente entrenados para atender una emergencia.
  • En caso de una parada cardíaca, deben retirarse de manera inmediata todos los materiales sólidos que se encuentren dentro de la boca del paciente que estén siendo utilizados durante el tratamiento odontológico. 
  • Revisar si existe algún tipo de obstrucción de cuerpo extraño en la vía aérea del y retirarlo de ser observado.
  • El sillón dental debe posicionarse horizontalmente y su respaldo deberá ser estabilizado, si se ha dado una pérdida de conciencia por vasodilatación o retorno venoso podría llegar a restaurarse el ritmo cardíaco.
  • Iniciar las compresiones torácicas mientras se hace el reposicionamiento de la silla, avanzando con el proceso de reanimación cardiopulmonar con el equipamiento básico y con apoyo del equipo de la clínica proceder al uso del desfibrilador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda
      Calcular gastos de envío
      Aplicar cupón
      Abrir chat
      ¿Necesitas ayuda?
      Estamos conectados para ti de L-V de 09:30 a 15:00 :-)

      Esta web está dirigida exclusivamente a profesionales y estudiantes del sector odontológico.

      Pulse Sí, soy profesional para confirmar que usted es profesional/estudiante del sector dental.